Twitter de NecSports

martes, 9 de febrero de 2016

229 Martes de Radio

229 Martes de Radio

De La Crónica deportiva Setiembre 1 2015
Sexta Temporada-27mo programa del año **

6ta Temporada



LUGAR Y TIEMPO DE LA ESCENA:
Cataluña, Supercopa 2011


La resolución de un trofeo menor se convirtió en un homenaje a este deporte, un partido para contarle a los nietos..galleguitos claro. Posiblemente el clásico más brillante de los
últimos tiempos, por igualdad y ambición, por huevos y espectáculo, con los dos
mejores equipos del momento al ataque. Dos semis bajando una barranca sin frenos,
como si no importara nada. No era la Supercopa lo que estaba en juego, sino la supremacía global, el primer golpe anímico, el honor, el deseo de ser los mejores.

Los Merengues se basaron en cuestionar el fondo blaugrana, con una presión infernal, sin importar lo que dejaba atrás. Así se impuso en un primer cuarto de hora potentísimo, sin complejos, donde Xavi o Busquets apenas tocaron la bocha.

Minuto 12. Apenas la había tocado hasta entonces Leo, hostigado por los centrales.
Cuando Carvalho salió a darle las buenas noches hasta la línea central, el mejor de la tierra lo gambetió con un aleteo, esquivó a Khedira y le dio un pase magistral a
Iniesta. El toque del Peladito por encima de Casillas parecía el inicio de algo grande para el Barça.

En una de esas empataron los de blanco, tras un saque de esquina de Özil y un disparo de Benzema prolongado al alimón por Ramos y Cristiano. Celebró el portugués con frialdad y extrañeza. Lo de siempre bah. Özil, que no anduvo fino toda la noche, despilfarró una magnífica opción por izquierda, cuando Khedira venía solo
para empujarla.
No merecía terminar nunca el 1T, aunque el
cierre estuvo a la altura. Una fantasía entre Piqué y Villa, con toque de taco y sublime definición del '10'.

El asedio no empezó de verdad hasta un empalme en el segundo palo de Benzema,
resuelto casi sin ganas. Y en el minuto 70, un cabezazo expedito de Ramos que tampoco encontró su objetivo. Mou lanzaba sus puntas de lanza con Higuaín y Kaká, aunque fue
de nuevo el '9' francés quien silenció Cataluña. Parecía el momento del Madrid y justo
entonces compareció Cesc con el '4' a la espalda.

Quizá era su momento, quizá pocos como él para evitar un alargue que se daba por supuesto. Las pilas de Xavi parecían en low battery y Messi no podía solo. Por eso necesitaba las ideas de Fábregas, que en el minuto 88 tiró una pared con Adriano.

Y Leo no tuvo piedad al empalmar ese centro desde la derecha. Así se cerró la Supercopa de todos los tiempos. Porque lo que sucedió después en el lateral, lasrojas y las trompadas, mejor ni recordarlo. El fútbol debe ser otra cosa.
Por no hablar del final, con las expulsiones de Marcelo, Villa y Özil y las postales de barrios bajos,entre José Mourinho y Tito Vilanova


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada