Twitter de NecSports

sábado, 22 de agosto de 2015

225 Martes de Radio

De La Crónica deportiva Agosto 4 2015

Sexta Temporada-23ero programa del año **

6ta Temporada



 “ESCANDALOS”

LUGAR Y TIEMPO DE LA ESCENA:

Mexico… Amistoso ? 1997

La Jamaica de René Simoes viajó a México para enfrentarse al combinado nacional que dirigía ese personaje que era Bora Milutinovic, por las eliminatorias rumbo al Mundial de Francia '98. Como otro tramo de ensayo, jugaron un partido en Toluca ante el Toros Neza, equipo con una marca ppia, eléctrico, muy recordado. Enrique Meza DT y el argentino Germán Arangio, Rodrigo “El Pony” Ruíz, el turco Mohamed, Guillermo Vázquez y Miguel Herrera entre sus jugadores. Equipo que, dos meses más tarde, disputaría la final del Verano 1997 contra las Chivas.

El partido se jugó en cancha improvisada: nula seguridad, espectadores sobre las bandas. Al min ’18, el ex Racing y campeon sub 20 Qatar95 Arangio punteó la pelota para esquivar a un tal Sewell, quien lanzado de bruces y con las piernas como tijeras, derribó al delantero argento. Arangio cayó de rodillas y de inmediato se levantó y encaró a su agresor. Un par de manotazos entre ambos antes de que otro argentino mas, el colorado Lussenhoff entrara en escena, y le embocara un golpe directo al mentón del jamaiquino, quien trastabilló antes de un segundo cazote del argentino. Entonces se desató el escandalo, la hecatombe! Patadas por la espalda, trompadas, piedras como misiles, polvo, sangre. Piñas entre la polvareda. El “Pony” Ruíz tendido sobre el campo con un hilo de sangre que le escurría de la nariz (había recibido un golpe por la espalda de parte de Goodison). Los jamaiquinos cual banda se armaron con palos, piedras del tamaño de la palma de una mano, sillas, botellas de cristal. Un aquelarre.

“Entrar a dar patadas es grave. Esto no es ring de box. Me arrepiento de haberlo tomado (el partido)”, sentenció Enrique Meza mientras que René Simoes excusó a sus jugadores, al decir que eran “jóvenes y sin experiencia internacional”. En medio del caos, Miguel Herrera también se armó con un palo e increpó a los caribeños: “¡Maricones, así serán buenos!”, gritó, según la crónica del diario Reforma.

Al cabo de 10 minutos, René Simoes ordenó la retirada. Mucha tinta ha corrido tras este recordado escandalo. Que los jamaiquinos por su origen, historia y afinidad con Bob Marley, claro, que otra cosa podrian decir, si, que estaban drogados y ademas armados con fierros, y que ademas hubo hinchas que se metieron. Las imágenes de la escaramuza dieron la vuelta al mundo. Jamaica volvió a la isla herida: sucumbieron 6-0 ante la Selección Mexicana en el Estadio Azteca una semana después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada