Twitter de NecSports

sábado, 23 de agosto de 2014

La Gloriosa Butteler

Historias mínimas de un Barrio Grande y Campeón

Hoy, justo cuando volvía de la sede de Avda. La Plata, después de hacer unos quehaceres en el barrio de mi Ciclón querido, se me ocurrió hacer una parada obligada.Dado que si bien conocía de nombre y la historia que encierra este barrio 'escondido', de verdad nunca lo había caminado. Recóndito lugar que da nombre al título de esta nota y que encierra historias de cánticos tribuneros con impronta azulgrana


 
Las primeras casas sociales en Buenos Aires se construyeron en el
Hoy  año 1888 en el barrio de Recoleta pero luego fueron demolidas para construir la Facultad de Ingeniería. En 1905 se promulga la ley Irigoyen de Casas Baratas, mismo año en el que se construye el Barrio Butteler.














La historia fue así: el 12 de noviembre de 1907 el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires acepta de parte de Azucena Butteler, la donación del terreno para la construcción de un grupo de casas para obreros. La condición era que el conglomerado recibiera su nombre.
La piedra fundamental fue colocada el 15 de diciembre de 1907 bajo la intendencia de Carlos Torcuato de Alvear y con el apadrinamiento del presidente José Figueroa Alcorta y del que participaron, entre otros, el premio Nobel Carlos Saavedra Lamas, Carlos Thays, Ramón Falcón y Alfredo Palacios. Así comienza la construcción del primer barrio social de la ciudad de Buenos Aires.
Entre las calles Zelarrayán, Senillosa, avenida La Plata y avenida Cobo, se construyeron 64 casas de manera idéntica: divididas en cuatro secciones, distribuidas en dos ambientes, con un patio interior, paredes de color crema y puertas de madera. La numeración de las casas es muy especial ya que al ser una calle en forma de equis, progresa linealmente del 1 al 99 contrario a las agujas del reloj. En el centro de esta equis -sobre la calle Azucena Butteler- que posee un ancho de 3 metros y no permite la circulación de más de un auto, hay una plazuela que originalmente se llamó Plaza Escondida y, a partir de 1972, cambió su nombre por la actual Plaza Enrique Santos Discépolo, músico y compositor argentino de tangos y milongas. Aunque los vecinos del barrio la conocen como la Plaza Butteler.
En agosto de 2010 la Legislatura de Buenos Aires declaró al Butteler "Área de Protección Histórica 26", prohibiendo modificaciones a su espacio y a sus casas, considerándolo parte del patrimonio arquitectónico e histórico de la ciudad.
En el año 2004 la plaza Enrique Santos Discépolo se convirtió en la primera plaza caracterizada. Se pintaron murales en las fachadas de algunas casas frente a la plaza y hay un busto recordando al autor de Yira Yira y Cambalache.
Una extraña calle en forma de cruz, las primeras casas sociales, una placita oculta que celebra a un grande y una identidad de sub-barrio, son parte y orgullo del barrio de Parque Chacabuco. Tesoro de Buenos Aires.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada