Twitter de NecSports

domingo, 31 de agosto de 2014

187 Martes de Radio



La Crónica deportiva # 187- 26 de Agosto de 2014


             ** Si queres escuchar el programa grabado, podes hacerlo acá al lado-->
en el link
AUDIOS DE TRIBUNA

Quinta Temporada-26to programa del año **

“NECMERIDES”… el infaltable de siempre

 
26/8 - Un día como hoy, pero de:

1970 - AJEDREZ

             Nacía en Buenos Aires Claudia Amura, 8 veces campeona argentina femenina, ganadora del Memorial Capablanca, en Cuba, Fue la jugadora con mejor ELO en Iberoamerica en la década del 90. En San Luis, donde reside, ganó en el verano del 2007 derecho de jugar el Campeonato Mundial Femenino que se desarrollara en Praga, República Checa, en mayo del 2008.
              

              
2001 - HOCKEY SOBRE CESPED

             Las Leonas ganaban la IX Edición Champions Trophy, que se jugó en Amstelveen, Holanda. En el partido final vencieron al seleccionado local por 3 a 2, para quedarse con el título del tercer torneo en importancia del hockey femenino a nivel mundial. El partido se jugó en el Wagener Stadium, y los goles argentinos los señalaron Cecilia Rognoni; Mercedes Margalot, y Karina Masotta. Para las locales anotaron Julie Deiters y Ageeth Boomgaardt.



“IDOLOS ARGENTOS”


"El Loco "René Houseman
"Nunca tuve “guita”. Si la tenía, la gastaba. Total, si mi familia y mis amigos están bien, listo. ¿Para qué quiero la plata?"
Santiagueño de origen,  nació por los albores de la decada del ‘50. Llegó a Buenos Aires con su familia cuando tenía cinco años “supongo que para buscar otro porvenir, un mejor futuro”, y desde entonces vivió en la villa del Bajo Belgrano.
Cuándo vivía en la villa lo único que había para entretenerse era la pelota, "con eso nos criamos". Después de pasar por varios colegios, terminó sexto grado (recién) a los 14 años comenzó a jugar en “Los Intocables”.
"Era un equipo en el que jugaba mi hermano mayor Carlos. Me acuerdo que era un conjunto imbatible. Yo, a los 14 años, ya estaba jugando ahí, que era como jugar en Primera. Para mí, era comparable a estar en la Selección. En esa época jugaba de 3”.
Trabajó haciendo repartos de carne en la Carnicería El Triunfo, "el dueño era hincha del Globito, yo trabajé ahí cuando era chico. Era durísimo, laburaba toda la noche. Después tuve otros trabajos". Por unas monedas más se fue a una verdulería y, siempre, después del horario laboral, se iba a jugar al fútbol , a la cancha de Pampa y Dragones con “Los Intocables”.
Hizo las inferiores en Excursionistas pero debutó en Primera vistiendo la camiseta de la contra, Defensores de Belgrano. Tenía 18 años. Su juego duró en Primera C lo que un año el ‘72. Allí eludiendo rivales, golpes, ondulaciones y pozos sacó campeón y ascendió a Defensores. Entonces aparecieron Ríver e Independiente, pero al final se lo quedó  el Globo.
En Enero de 1973, Menotti, técnico del equipo de P.Patricios, lo puso frente al San Lorenzo de MDP. En el vestuario del viejo estadio San Martín dijo una frase que bien pudo haber sido una premonición: “Este flaquito desgarbado que ustedes vieron hoy, va a ser figura del fútbol argentino”.
El 4 de marzo (1973) debutó en forma oficial en el Torneo e integró el que sería el equipo sensación del año, inolvidable campeón Metropolitano, junto a  Brindisi y Babington, 5 días después (09.08.1973 hace su primer gol frente a Ñuls).
Los dirigentes del Globo intentaron sacarlo de la villa para evitar su consumo de alcohol y a las “malas juntas” para ello le alquilaron un departamento en el corazón del Pque. En  (Uspallata y Saenz) pero a los veinte días se rajó a la villa para seguir estando con “su gente”.
Dos semanas después, el técnico de la Selección Nacional, el Cabezón Sívori, lo citó para disputar un partido frente a Uruguay (que terminó 1 a 1) por la Copa Lipton. Y al año siguiente (1974), el técnico de la Selección, el Polaco  Cap, lo incluyó en la lista de jugadores que viajaron a Alemania para disputar la Copa del Mundo.
Cuatro años después (1978) volvió a vestirse de mundialista en Argentina y a pesar de que pudo consagrarse campeón del mundo, le quedó el sabor amargo de no haber rendido como antes. Su juego no tuvo el mismo nivel que había mostrado en Alemania y terminó perdiendo el puesto con Bertoni.
Todo se debió, dice René, un poco en broma y otro poco en serio, a la buena preparación física con la que contaba. Según su explicación, lo suyo era siempre la improvisación y una gambeta que tenía que hacerla con el último esfuerzo para que le saliera bien. En cambio, si tenía resto y buena recuperación, como le sucedió en el '78, corría mucho más pero gambeteaba menos de lo que debía. Sea como fuera, quedó en deuda.
Su ídolo fue Angel Clemente Rojas y de acá destaca a Brindisi y a Diegote y a Cruyff de afuera, "una gacela".
Aunque nunca seguí un modelo,  nadie te puede ordenar o indicarte por donde moverte, porque el fútbol no se enseña, es la inspiración que nace de la piel de cada uno.
En total jugó 281 partidos en Primera División (398 partidos oficiales) y convirtió 109 goles. Defensores de Belgrano (41p, 16g), en el Globo (266p, 118g), Ríver (12p, 1g), Independiente (3p, 0g) y Excursionistas (1p, 0g), en Argentina y Colo – Colo (Chile) y Amazulú (Sudáfrica). En la Selección Argentina jugó un total de 53 partidos y convirtió 13 goles. Participó de los mundiales de Alemania en 1974 (3 goles) y Argentina en 1978 (1 gol).
Notable gambeta, amagues, facilidad de desborde, diagonales y encarar el arco. Corrida y freno.  Centro o tiro de gol. Amplio repertorio, elección intuitiva. Dos requisitos: libertad para crear y ser simplemente René , y sino hubiera sido jugador me hubiese pasado la vida mirando minas”.
Houseman expresó su fanatismo por Excursionistas y también reveló: “Era hincha de Excursio y de Boca. Lloré cuando expulsaron a Rattin en Wembley”.
También contó cómo fue su llegada a la entidad de P.Patricios y elogió a César Luis Menotti: “Fui a préstamo y a los 5 meses me compraron del Globo. El Flaco fue el mejor técnico del mundo. Fue mi padre”
Además contó cómo se manejaba con los dirigentes del Globito cuando recién comenzaba: “Yo era rebelde. Cuando me debían plata iba a la noche a la concentración y si no me pagaban me volvía a mi casa y al otro día iba a jugar. Basile les decía a los dirigentes: ‘Dejalo que se vaya que mañana viene y la rompe’”.
Además, contó que tuvo un encuentro con Juan Domingo Perón en 1973: “Darle la mano a Perón no es lo mismo que darle la mano al hijo de puta de Videla. Cuando murió Perón me quería volver del Mundial de Alemania. Fue el líder máximo de todos los argentinos”.
Hace algunos años, también pudo conocer a Néstor Kirchner, que en ese entonces era Presidente de la Nación. Sobre aquel encuentro comentó: “Me puse traje para ir a la Casa Rosada. Durante los 40 minutos que estuve ahí temblaba, imaginate, conocer a Néstor, el Presidente del ispa, que te abrace, que te esté elogiando. Me emociono recordandolo ahora imaginate en ese momento”.
También contó su pelea y su reconciliación con Passarella: “Daniel es el uno. Como persona es el uno y como futbolista fué el uno. Estuve peleado por un malentendido que después se arregló. Le había ido a pedir ayuda porque justo había fallecido mi mamá. Justo River había perdido con Newell’s y yo estaba en el vestuario y me salió con un martes 13 y yo le salí con dos martes 13 y me fui. Un día nos reunimos los campeones del mundo en el restaurant que él tenía con Gallego y viene como para hablarme, yo ya había agarrado el cuchillo por las dudas. Me pidió disculpas porque ese día el estaba muy mal porque River había perdido como local con Newell’s”.
Por último, reflexionó sobre su rehabilitación de la adicción al alcohol: “Yo no tomé mucho,sólo que de Mendoza no quedó mucho , eso, nada más.De no haber chupado sería otra persona capaz, porque habría aprovechado otras oportunidades
Cuántas veces jugaste borracho le preguntaron alguna vez ? Una sola, contra River, por el Metro 77. Me fui a la madrugada de la concentración al cumpleaños de mi hijo y volví borracho a las 11 de la mañana. ¿Y qué querés que hiciera ? Había baile y a mí me encantaba. Cuando aparecí, los dirigentes no querían que jugara, pero yo les dije: “Esperen que me duermo una siesta y después vemos”. Me dormí dos horitas, salí a la cancha, metí el gol, pedí el cambio y me fui a dormir. No daba más. Perdimos 2-1.
¿Es cierto que en el Globo te hacías el lesionado para poder dejarle el lugar a los suplentes? Lo hacía para que los otros muchachos jugaran y cobraran el premio. Yo con los pibes era bueno, así podían juntar unos pesos. Pero, ojo, nadie lo sabía. Era algo mío.

Carnet de ídolo

Nombre y apellido: RENE ORLANDO HOUSEMAN.
Nació: 19/7/1953 en La Banda, Santiago del Estero.
Jugó: 52 partidos entre 1973 y 1979.
Goles: 13.
Mundiales: 1974 y 1978.
Títulos: 1 (Argentina 78).














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada