Twitter de NecSports

jueves, 6 de septiembre de 2012

La Pluma que ríe



GALEANO

Eduardo Galeano ya está reponiéndose en su casa, luego de algunos días de internación en el Hospital Británico de Montevideo. Cuando todavía estaba internado, llegó con doble fractura Tony Pacheco, volante de Peñarol e ídolo de su hinchada, que fue alojado en el cuarto contiguo al escritor uruguayo, amante del fútbol y fanático de Nacional. Al despertar de su anestesia, Galeano vio inundados los pasillos del hospital con hinchas de Peñarol con camisetas y banderas que esperaban para saludar al jugador. El periodista Darwin Desbocatti relató por radio que en ese momento el escritor gritó angustiado: “¡Estoy en el infierno, estoy en el infierno!”.
Al salir de la pesadilla, Galeano y el futbolista intercambiaron libros: Galeano le regaló Los hijos de los días y Pacheco, su autobiografía Simplemente Tony.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada