Twitter de NecSports

domingo, 14 de junio de 2015

218 Martes de Radio



De La Crónica deportiva Junio 9 2015

 

Sexta Temporada-15to programa del año **

6ta Temporada-

 “ESCANDALOS”

LUGAR Y TIEMPO DE LA ESCENA:
Bernabeu, 1984, Final Copa del Rey

En los 80s La vez que Barça y Athletic de Bilbao se vieron las caras en una final de Copa del Rey en Madrid la cosa acabó a tortazos. Fue en 1984, el Athletic dirigido por Javier Clemente buscaba el doblete frente al Barcelona de Diego después de haber conseguido su segundo título de liga consecutivo. Con el Santiago Bernabéu como escenario, los leones se impusieron gracias a un solo gol de Endica en el minuto 11.

Los seguidores del Athletic lo recuerdan porque ha sido hasta la fecha el último título del club vizcaíno, pero lo que el resto de aficionados no olvida de aquel choque fue la trifulca que se lió al final, con Maradona atizándose contra todo bicho viviente con la camiseta rojiblanca que se cruzaba y con escenas escalofriantes como la patada voladora de Migueli sobre la chepa de uno de sus contrincantes vencedores.

En el Athletic, con gente como Goicoechea o Pachi Salinas, no eran hermanitas de la caridad, pero enfrente estaba un equipo en el que, además del despendolado Maradona, militaba gente como Migueli, Julio Alberto, Alesanco o Víctor, tipos a los que cabe calificar, cuando menos, de aguerridos. Aquella final demostró lo que pasa cuando se juntan gasolina con fuego.
Lo de menos fue el partido, un partido que por otra parte estuvo también salpicado de acciones violentas. La excitación en la grada se extendió al campo y los protagonistas no hicieron nada por rebajar la tensión. Como muestra, un botón: Schuster fue alcanzado por un objeto lanzado por el público y reaccionó arrojando ese mismo objeto a la tribuna. Pero aquello quedaría en nimiedad cuando el árbitro pitó el final. Con el joven Clemente saliendo del banquillo para celebrar un nuevo éxito con el Athletic, un frustrado Maradona se enzarzó con varios jugadores vascos. No tardaron en llegarle los refuerzos. Especialmente, activo el de Tarzán Migueli, que se empleó con contundencia de karateca en aquel lamentable pospartido. La riña se convirtió en multitudinaria y sería lo más recordado de aquella Copa.
l propio Diego en su libro "Yo soy el Diego de la gente", escrito en el 2000: "el último partido, el 5 de mayo de 1984, en Madrid, fue una imagen de todo lo que me pasó allí en Barcelona: una batalla campal contra el Athletic, nuestro archienemigo, en la final de la Copa del Rey, que perdimos 1 a O, con aquel gol de Endika que los vascos me recordarían muchos años después, cuando volví a jugar a España con el Sevilla. Terminé a las patadas con todo el mundo, porque nos estaban ganando y nos cargaban; hasta que uno me hizo un corte de manga y se pudrió todo. Nos cagamos a palos en el centro de la cancha… Menos mal que a mí salieron a defenderme Migueli y los muchachos, porque si no me mataban.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada